Atendemos en español
        Si desea realizar cualquier trámite de manera telefónica, póngase en contacto con nosotros a través del número de teléfono 913 342 196, las 24 horas del día.

        Para consultas relacionadas con ofertas de Vuelo + Hotel debe entrar aquíVuelo + Hotel.
        Escriba correctamente el email o contraseña.
        ¿Has olvidado la contraseña?
        Historia

        La exposición visitable del Áurea Museum te ofrece la oportunidad de asomarte a la vida cotidiana de todas las culturas que un día habitaron Lisboa, a través de un recorrido por viviendas, murallas y espacios públicos que se conservan, manteniendo así viva la rica cultural material de Lisboa. Una prueba viva que se materializa en una colección de objetos y estructuras que se remontan hasta el siglo II d.C y que van recorriendo la evolución histórica de Lisboa. Los diferentes pueblos que contribuyeron a construir la ciudad actual dejaron en ella una huella imborrable que hoy nos devuelve el Áurea Museum.

        El hotel ofrece un mini-tour gratuito todos los días para recorrer los restos arqueológicos.

        La ciudad

        Las mil caras de Lisboa

        La capital portuguesa nació hace más de 3.000 años, lo que la convierte en una de las ciudades más antiguas de Europa. La ciudad que hoy conocemos inició su recorrido en el Neolítico y la Edad de Hierro, se convirtió en la romana Olisipo, en la al-Ušbūna islámica, en la Lixbona medieval y, poco a poco, tras la edad moderna y la revolución industrial fue asentando su personalidad actual, una Lisboa abierta, cosmopolita, cultural y con un legado histórico incalculable.

        El espíritu aguerrido
        Una de las partes claves en la historia de la ciudad fueron las murallas, imprescindibles frente a la amenaza de pueblos extranjeros. La primera se construyó en el siglo I y, con el paso de los años, llegó a rodear toda la ciudad. Tras diversas remodelaciones, se adaptó a la vida urbana a finales del siglo XV siendo parte de muchos de los palacios de la zona ribereña. El Áurea Museum fue uno de estos palacios y hoy se puede ver en su exposición una parte de esta valiosa muralla.

        El pasado noble

        Paseando por la exposición podrás trasladarte al siglo XVI, momento en el que el Áurea Museum fue hogar de nobles portugueses. Distribuido en dos plantas, en la superior podrás acceder al salón para recibir invitados, a las habitaciones y al área de jardines. También podrás visitar en la planta baja las las cocinas, la despensa, la bodega, los alojamientos de los sirvientes y los almacenes para las mercancías fruto del comercio de oriente y norte de Europa.

        El sello portugués

        Una de las señas de identidad de la decoración portuguesa es el uso de azulejos. Desde que el rey Don Manuel los encargara para el palacio de Sintra a finales del siglo XV, esos se convirtieron en un elemento decorativo clave en palacios, capillas, casas de nobles e iglesias. Además, son más que un simple adorno. Si te fijas, podrás ver en ellos desde representaciones de batallas a escenas cotidianas e incluso satíricas.

        Horarios

        Más información

        Historia del edificio

        Lisboa es un puerto abierto al mundo, una ciudad cosmopolita, cultural y con un legado histórico incalculable. Los pueblos que la habitaron han dejado en el carácter de la ciudad una huella imborrable que hoy podemos revivir en el Áurea Museum 5*.

        El hotel está construido sobre el antiguo Palacio de Coculim, un edificio del siglo XVI que en 1755 sufrió el gran terremoto de Lisboa. Grupo Hotusa lo adquirió en 2005, y al inicio de las obras de construcción del hotel salieron a la luz unos restos arqueológicos entre los que se encontraba una estela fenicia del año 6.000 a.C., considerada la más antigua de Europa Occidental.

        Tras doce años de excavaciones y preservación de los hallazgos, el Áurea Museum 5* muestra el recuerdo de tradiciones pasadas que se pueden disfrutar en el medio donde han estado presentes durante toda su existencia.
        La huella de la historia ha impreso en las paredes de este edificio su testimonio en forma de laberínticos mosaicos geométricos, íntimas escenas policromadas hechas con pintura al fresco, elegantes decoraciones realizadas con la técnica islámica de la “loza dorada” y coloridos azulejos.

        Le proponemos un recorrido que le transportará al pasado de Lisboa, del Neolítico a Olissipo, de éste a la al-Usbûna islámica, la Lixbona medieval y la Lisboa moderna, hasta llegar a la industrial. Se trata, en definitiva, de un viaje que acaba y empieza en el 2005, cuando estos restos fueron descubiertos y rehabilitados.

        Horarios

        Más información