Si desea realizar cualquier trámite de manera telefónica, póngase en contacto con nosotros a través del número de teléfono 913 342 196, las 24 horas del día.
        Escriba correctamente el email o contraseña.
        ¿Has olvidado la contraseña?

        Historia del edificio

        Un 'templo consagrado a la salud'

        Todo en La Toja es legendario: desde las historias sobre cómo se descubrieron las virtudes curativas de sus aguas termales, hasta la revolución de la higiene que produjo su fábrica de jabones. Diseñados por el arquitecto ourensano Daniel Vázquez-Gulías, la isla y su Gran Hotel son el hogar veraniego de importantes personalidades desde hace más de cien años.

        En 1841 el químico y farmacéutico Antonio Casares halló en sus aguas termales calcio, hierro, magnesio y sodio, ideales para curar ciertas enfermedades. Años después, el marqués de Riestra, propietario de la isla, vio la oportunidad de negocio de los balnearios.

        Tras iniciar un concurso internacional para la construcción de un gran hotel-balneario, en 1907 se inaugura el Gran Hotel, obra de Vázquez-Gulías. El edificio de dos cuerpos siguió la estructura de los grandes balnearios de la época: el francés de Vichy y el alemán de Baden-Baden.

        En 1989, el Club Bildelberg escogió este emplazamiento para llevar a cabo una de sus reuniones anuales. Sus miembros, entre los que estaban los reyes de Bélgica, el magnate David Rockefeller o Henry Kissinger, lo eligieron por su absoluta tranquilidad. Durante esos años también se hospedaron allí personalidades como Gabriel García Márquez o Severo Ochoa. El premio Nobel de Medicina calificó el Gran Hotel como “un auténtico templo consagrado a la salud”.

        Horarios

        Más información